Alma | Mujeres Amijai


PALABRAS Y TESTIMONIOS DE LAS INTEGRANTES DEL GRUPO

Testimonios de voluntarias de Alma | Mujeres Amijai

Silvia Bacino
Alimentando el Alma

Un nuevo año en que nuestro amado país enfrenta otra de sus crisis y nos golpea con índices de pobreza nunca vistos.

Alimentando el Alma nació en medio de la pandemia como una forma de aportar un granito de arena en medio de la desolación general y mundial. Creo que ninguno de nosotros pensó que era para quedarse y mucho menos para ver cómo se acrecientan las necesidades de tantos compatriotas. Así es que este año que termina, incorporamos nuevas entidades beneficiarias: la Fundación Margarita Barrientos, el Hogar Mariposa, la Fundación Juanito. Ellos se sumaron al Merendero Sonrisas Felices, al Comedor María Eva, al Hospital de Niños Gutiérrez, a la Casa Cuna, a la ONG Dar es Dar con sus centros Puerta de Hierro y Nicole, a la Fundación Pele Ioetz (Usher), a la Asociación Civil Checar y al histórico comedor del Barrio 31.

¿Cómo poner en palabras lo que se siente cuando nos enteramos que hace falta algún insumo en la mesa de los niños? ¿O cuando hace mucho frío y al calor de nuestras casas pensamos en que alguno de “los nuestros” necesitará abrigo? ¿Cómo explicar lo que experimentamos cuando empiezan las clases y faltan útiles? ¿O cuando llega el Día del Niño y necesitamos juguetes?

Es una mezcla rara de angustia y esperanza. ¡Sí… dos sentimientos tan diferentes! Y, sin embargo, aparecen siempre juntos. Angustia por el temor de no poder dar respuesta a las necesidades del prójimo. Y esperanza en la nobleza de quienes nos acompañan en esta tarea.

Capítulo aparte para los donantes cuya generosidad nos deja atónitos. Nos sorprenden a diario y nos dan fuerzas para seguir adelante. Desde el paquete de harina hasta los juguetes, pasando por la ropa, las zapatillas, las mochilas, la leche maternizada para los niños en plan de nutrición, los pañales, las toneladas de alimentos que semanalmente retiramos de cada casa, los casi 1300 leicaj que entregamos en cada Rosh Hashana, TODO, absolutamente todo, es un regalo a nuestra Fe en el prójimo. Inmensamente GRACIAS.

Finalmente, el agradecimiento y la mención para aquellos que ponen el cuerpo y el Alma en este proyecto: a los deliverys siempre bien dispuestos, a nuestro magnífico equipo de clasificadoras que dedican horas a separar ropa, alimentos, juguetes (o lo que venga) para distribuir, a quienes coordinan Alimentando, a los muchachos de Bitajon que reciben siempre atentos las donaciones, al cuerpo de maestranza de la Comunidad que carga y acomoda todo una y mil veces, al personal administrativo que recibe los llamados, los deriva y efectiviza los pagos, pero muy especialmente GRACIAS a todos aquellos que nos acompañan desde uno u otro lugar desde hace casi tres años.

Si aún no lo hiciste, te invito a sumarte. Puede ser con tu tiempo, tus ganas o bien con tu donación. No temas, no hay donaciones pequeñas, así como no hay gestos pequeños. En la suma de todos, está el secreto del éxito de este proyecto.

“A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota” Madre Teresa de Calcuta

 

 

Sofía Levy
Sentimiento

Para mi Alma es una forma de vida.

El poder ayudar me llena de energía positiva y poder compartir mis sentimientos con mis compañeras me ayuda a poder ser mejor persona.

 

 

Diana Serman

ALMA para mi es estar en un grupo de mujeres solidarias. Sin importar si tienen tiempo o no. Esto es lo más importante para nosotras: poder ayudar y recibir a cambio las fotos de los chicos. Las caritas de alegría y felicidad nos traen una sensación de haber cumplido la misión para tantos necesitados. Es una Mitzva. Agradezco a Alma el haberme recibido para formar parte de esta gran familia.

 

 

Perla Lirman

Pertenecer a Alma para mí es muy importante pues implica ayudar a quienes lo necesitan. Amijai nos convoca a compartir en comunidad y agradezco este espacio.

 

 

Daniel Lachster

¿Qué es Alma?

Alma es el nombre del grupo de Mujeres de Amijai.

Alma, que en hebreo es Neshama, es el lugar que uno busca cuando necesita algo, en su interior, esa parte divina que tenemos cada uno de nosotros, esa conexión con la energía divina.

Yo participo con mi alma, junto a mis compañeras quincenalmente los días miércoles en ese espacio en el cual desarrollamos nuestro Idishkait, nuestros valores como judías, valores de Tora, valores de Tzedaka (justicia social).

En estos días sagrados nos unimos una vez más como parte de esta casa a la teshuva personal, a la teshuva colectiva y agradeciendo la oportunidad que tenemos de ayudar, de ser puentes, de dar la mano, de estar para los demás

Desde mi Neshama, desde nuestra Neshama, desde mi Alma, desde nuestra Alma.

Agradeciendo pidiendo por un mundo con más Brajot para nosotros y para esta querida comunidad.

Shana Tova Ve Gmar Jatima Tova

 

 

 

Patry Waingarten

Agradezco la oportunidad de pertenecer a este espacio, con la confianza delegada en mí, un año más para contribuir en la tarea solidaria conjunta. El trabajo en equipo tan necesario, en el cual cada uno tiene su labor asignada y respetada por todos sus integrantes, con familias de la comunidad muy generosas y sensibles,  “ALIMENTANDO” y nutriendo afectivamente , entregándoles bienestar ,alegría y amor a los que más lo necesitan, colaborando con las actividades de «ALMA» y aprendiendo a ser parte del proyecto «CONTA CONMIGO» para personas mayores ,quienes me convocan para acompañarlos con una escucha activa y atenta y que me elevan espiritualmente.

Estas vivencias significativas, generan grupos de confianza, en los cuales disfruto y quiero estar con profundo, enorme compromiso y responsabilidad.

Convencida una vez más, que solo el deseo profundo de ayudar, la esperanza y el amor al prójimo, son los eslabones necesarios para lograr objetivos alcanzables, metas cumplidas para sostener, enlazar, crear puentes de comunicación, de diálogo, fortalecer vínculos y generar otros nuevos.

Mi corazón alcanzó una fuerza y una capacidad de todo lo vivido y recibido, lo cual me hace muy feliz. Jag sameaj

 

 

Lily Alfandari

Alma representa para mí pertenecer a un grupo maravilloso de mujeres, solidarias con un alto compromiso y humildad. Amijai me dio la posibilidad de conectarme con lo espiritual, el canto y la alegría. ¡¡Ser parte de las Altas Fiestas donde se produce una magia amorosa que me envuelve de emoción y todo el templo se ilumina… Gracias!!

También te puede interesar

Lúdicamente

Por PAOLA RIVERA

AMJ Lab

Por WALLY LIEBHABER

Coro de la Comunidad Amijai

Por el DIR. SEBASTIÁN BARROS