Introducción al Judaísmo y Bar y Bat Mitzvá de adultos


Por la RAB SARINA VITAS

Nuestros encuentros: un aprendizaje para y por la vida

Ha finalizado un nuevo año y son muchas las transformaciones que juntos hemos compartido. Crecimos, aprendimos, nos desafiamos. Después de casi dos años en los que el mundo nos puso en pausa virtual, de a poco nos reencontramos en el estudio y en los abrazos, algunos en la presencialidad y otros aún en la virtualidad; pero siempre juntos.

Los espacios de Introducción al judaísmo y el curso de de Bar-Bat Mitzvá para adultos se convirtieron nuevamente en lo bello de reír juntos, abrazarnos y mirarnos a los ojos. Un espacio motivante y contenedor. Un lugar de aprendizajes de experiencias de vida, emociones y búsquedas personales.  El buen humor, la complicidad en las miradas, las preguntas inesperadas, los cometarios insólitos; provocaron en cada uno de nosotros que sintamos una pertenencia fuerte. Y de eso se trata la vivencia comunitaria. Hemos consolidado hermosos grupos y vínculos que trascienden estos espacios.

Mientras compartimos un programa de estudios, textos, melodías etc., aprendemos que las clases se comparten con mate, café, en la oficina, en el colectivo, en España o en Concordia; somos internacionales y federales. Elegimos estar aquí cada martes o cada jueves por la tarde.

En este año que se cierra son almas amorosas las que reafirmaron su identidad en ser bnei mitzvá, y son almas amorosas las que se unieron al pueblo de Israel con el compromiso y la responsabilidad de saberse parte de nuestro hermoso MINIAN.

Agradezco a cada uno dejarme entrar en sus vidas. Agradezco la confianza depositada en mí para acompañarlos en descubrimientos inmensamente importantes. Juntos fuimos hacedores de la consolidación de sueños y hermosos proyectos, con paciencia, empatía y dedicación.

Les deseo para el 5783 que cada uno encuentre lo que busca, se nutra de lo más hermoso que poseemos, nuestros afectos; cierre situaciones que pesan y se anime a soñar en positivo y con esperanza. ¡Por un año en el que nos reencontremos y brindemos juntos por la vida!

Que Dios los ilumine, proteja y bendiga; haga realidad sus proyectos, y les otorgue personal y familiarmente prosperidad, sonrisas, salud y paz.

¡Shana Tova Umetuka!
Rab. Sarina Vitas

Testimonios

“En marzo, cuando comenzamos el curso por Zoom con la rabina Sarina parecía todo muy lejano y en lo personal, no captaba la importancia, la emoción, el aprendizaje personal que deviene de transitar la preparación de mi Bat Mitzvah.
Sarina nos acompañó a lo largo de todo el curso, no sólo enseñando, sino formando y consolidando un grupo de adultos maravilloso, que por decisión propia optamos por leer la Torah. No tengo idea si todos los grupos que lidera Sarina se convierten en grupos maravillosos, con compromiso y dedicación, David, Lea, Vani, Marianela ya son parte de mi historia personal, e indudablemente, el nuestro fue y es un grupo único e increíble. En ese 29 de junio, nuestras almas salieron a bailar, nuestras emociones se expresaron a pleno y cantamos y bailamos, leyendo la Torah.
Con una alegría inmensa de estar en el lugar correcto, haciendo lo que optamos hacer, rodeados de nuestros afectos y acompañados por la sonrisa de Sarina que se dibujó en su rostro al comienzo de la ceremonia y allí estuvo durante todo el tiempo. Nuestra maestra nos daba aliento y nos acompañaba.
Muchas gracias!  Shana Tova UMetuka”.
Dalia Dardik

“Ser Bat Mitzvah este año fue muy importante para mí, junto a cuatro compañeros. Al enterarme de que en Amijai se podía lograr sin distinción de edad, me contacté por sentir el deseo y la voluntad de estudiar más acerca de mi identidad judía. La rabina Sarina Vitas fue nuestra guía al darnos clases sobre judaísmo y cuestiones relacionadas con nuestra historia y la mística que conforman nuestra identidad. Fui criada en un hogar no religioso, sí tradicionalista y respetuoso, con la impronta de ser sobrevivientes de la Shoa y sentí que debía cumplir con el legado recibido… y esto me faltaba.
¡¡¡Ahora que cumplí 75 algo interior me lo sugirió!!! ¡¡¡Si sumamos 7+5 da 12!!!
¡¡¡Me agradezco el haber cumplido con el deseo de honrarme y honrar la memoria de mis antepasados de la mano de la rab Vitas!!! Sus enseñanzas fueron una puesta al día de lo que aprendí muy joven, ampliada y muy claramente trasmitidas. A los que me preguntan y se preguntan” por qué ser Bnei Mitzvah de adultos, sin vacilar respondo que es el mejor regalo espiritual para estos tiempos difíciles … como dijo Marshall Meyer: ‘la misión de un judío no es hacer el mundo más judío, sino más humano’…”.
Lea Horstein

También te puede interesar