Testigos de la Memoria

Testigos de la Memoria es un grupo que nació en Amijai a fines del año 2019. Está integrado por hijos de sobrevivientes de la Shoá. Durante los primeros años hemos trabajado sobre lo que vivenciamos como hijos de sobrevivientes y buscamos crear un grupo de pertenencia. Habiéndonos consolidado como grupo, este año comenzamos a trabajar sobre el legado.

Los participantes de Testigos de la Memoria reconocen como legado la importancia de transmitir lo que sucedió durante la Shoá y de transformar las experiencias de horror en algo positivo para nuestra sociedad y las generaciones futuras.

Compartimos un poema de Primo Levi que describe, como sólo un poema puede decirlo, el horror vivido por quienes nos precedieron y vivieron la Shoá . Nosotros también podemos, así como lo hace Primo Levi, transmitir nuestras vivencias como hijos de sobrevivientes. Nuestras palabras dan testimonio de esta experiencia grupal como Testigos de la Memoria.

Si esto es un hombre
(Primo Levi, 1947)

Los que vivís seguros
En vuestras casas caldeadas
Los que os encontráis, al volver por la tarde,
La comida caliente y los rostros amigos:
Considerad si es un hombre
Quien trabaja en el fango
Quien no conoce la paz
Quien lucha por la mitad de un panecillo
Quien muere por un sí o por un no.
Considerad si es una mujer
Quien no tiene cabellos ni nombre
Ni fuerzas para recordarlo
Vacía la mirada y frío el regazo
Como una rana invernal.
Pensad que esto ha sucedido:
Os encomiendo estas palabras.
Grabadlas en vuestros corazones
Al estar en casa, al ir por la calle,
Al acostaros, al levantaros;
Repetídselas a vuestros hijos.
O que vuestra casa se derrumbe,
La enfermedad os imposibilite,
Vuestros descendientes os vuelvan el rostro.

Primo Levi, un poeta y escritor judio italiano, que nació en Turín en 1919. Antes de la Segunda Guerra Mundial era químico industrial. Fue arrestado en 1943, y deportado a Auschwitz. Su obra más conocida, Si esto es un hombre, describe sus vivencias en el campo de concentración. Se suicidó en 1987, atormentado por el recuerdo de sus experiencias durante el Holocausto.

Beatriz Bernath y Efraín Pessoa
Coordinadores del grupo

Les compartimos lo que significa el grupo para algunos de nuestros integrantes:

Hola, soy Viviana Kluger, pertenezco al grupo Testigos de la Memoria, un “colectivo” de hijos de sobrevivientes de la Shoá, que comparte un pasado común: haber crecido y escuchado o no escuchado, la historia de supervivencia de sus padres.

Hola soy Bea Bernath. Pertenezco al grupo Testigos de la Memoria. Compartimos vivencias únicas. Nos reunimos una vez al mes habilitándonos a hablar y ser escuchados.

Hola soy Dora Felisa Cederboim y participo en el Grupo de Testigos de la Memoria. Uno de los objetivos es continuar con el legado heredado de nuestros padres, seguir trasmitiendo lo sucedido en la Shoá. Hoy nos corresponde a nosotros como hijos armar nuestro propio testimonio con los recursos que recibimos para JAMAS OLVIDAR.

Hola, soy Debora Fridman. Pertenezco al grupo Testigos de la Memoria. Nuestra particularidad es que nacimos de padres sobrevivientes de la Shoá. Nuestro objetivo es mantener la memoria individual y grupal de la Shoá. Nos encontramos una vez al mes. Conversamos, compartimos nuestras historias y nuestro sentir. Esperamos, y tenemos la responsabilidad de dejar nuestra propia huella en el recuerdo de la Shoá.

Hola, soy Marcelo Litwak. Hace unos años surgió la iniciativa en Amijai de reunir a la segunda generación de sobrevivientes de la Shoá, consolidándose así el grupo Testigos de la Memoria. Compartimos nuestras vivencias comunes. Luego empezamos a ver cómo difundirlo, sumando lo que nuestros padres nos contaron. Queremos y esperamos que los testimonios a través nuestro trasciendan en el tiempo y sea siempre recordado lo ocurrido durante la Shoá.

Mi nombre es Malka Berlfein, formo parte de un grupo integrado por hijos de sobrevivientes llamado «Testigos de la Memoria». Lo que nos caracteriza es habernos encontrado en un momento en el que sentimos la necesidad de compartir, recordar y transmitir a las siguientes generaciones la herencia que nos legaron nuestros padres.

Soy Ana Zylberberg hija de sobrevivientes de la Shoá. Participo de los encuentros de Testigos de la Memoria, este espacio me permite expresar, manifestar los sentimientos más profundos que sanan y dejar el legado para el presente y futuro.

Soy Carolina Fridman, hija de sobreviviente de la Shoá. Pertenezco al grupo Testigos de la Memoria conformado por hijos/as de sobrevivientes de la Shoá. Somos los Herederos de los efectos de la Shoá. Uno de los objetivos del grupo es mostrar a la sociedad cómo se transmiten los efectos de la Shoá a las generaciones venideras y que la Shoá no termina con la desaparición física de los sobrevivientes. Compartimos reuniones mensuales encontrando muchas similitudes en nuestra crianza, nuestras faltas y nuestros sentires. Aspiramos a encontrar la manera de transformar estas secuelas y experiencias compartidas en un material para mostrar al mundo y que lo que pasó no se olvide ni se repita.

Los que somos hijas/hijos de sobrevivientes de la Shoá encontramos en Testigos de la Memoria un espacio donde pudimos compartir historias comunes, dolores, tristezas, caricias al alma y comprensión. Nos une un hilo invisible que nos permite sin muchas explicaciones ni aclaraciones saber quiénes somos, qué buscamos y dónde queremos llegar. No olvidar y transmitir la historia familiar de nuestros seres queridos y la nuestra también para que esta cadena siga le dor va dor. Abel Lipski

¡Los participantes de Testigos de la Memoria desean a toda la Comunidad L’Shana Tova Umetuká!

También te puede interesar

Coro de la Comunidad Amijai

Por el DIR. SEBASTIÁN BARROS

Sueños y realidad

Por ADRIÁN MIRCHUK

Shabat Kids