Hebreo

Comunicarte, entender, soñar y disfrutar el idioma de tus ancestros

¿Estudiar hebreo es tu asignatura pendiente? ¿Te gustaría retomar y recordar lo que ya sabés? ¿Tenés programado un viaje a Israel? ¿Querés comunicarte con tus seres queridos? ¿Te interesa entender los textos del sidur
Todos los cursos están orientados a introducirnos en Israel hoy: sociedad, noticias, canciones, arte. Tradiciones, fuentes judías y ciclo de vida.

A cargo de la morá Esther Minian

NIVEL PRINCIPIANTES (alfabetizados) – JUEVES, 18.30 Horas
Orientado a quienes conocen el alfabeto hebreo y quieren mejorar estructuras básicas, lectura, escritura, vocabulario y desarrollar la expresión oral y la comprensión auditiva.

NIVEL INTERMEDIOS – JUEVES, 19.45 Horas
Destinado a alumnos que quieren ampliar y afianzar sus conocimientos del idioma. Adquirir habilidades lingüísticas básicas: lectura comprensiva, expresión oral y comprensión auditiva.

NIVEL AVANZADOS – MARTES, 19 Horas
Dirigido a alumnos que poseen un hebreo medianamente fluido y tienen como objetivo consolidar sus conocimientos del idioma, incorporar conceptos gramaticales, desarrollar habilidades de lectura comprensiva y expresión escrita. Con mayor énfasis en la conversación y comprensión auditiva.

Actividad desarrollada en convenio con la Organización Sionista Mundial


Compartimos las palabras de algunos de los participantes de este espacio

Comencé mis clases de hebreo con Esther hace tres meses. Ya lo arranqué con la modalidad virtual. En primera instancia me anoté en la clase de avanzados y obviamente cambié de manera inmediata.
¡El grupo de intermedios es genial! Esther tiene una paciencia increíble y despertó en mí las ganas de aprender más y más. Hoy ya estoy súper enganchada, estudio y hago mis tareas y cada día me enamoro más del idioma. ¡Estoy feliz de estar en estas clases! Felicito de corazón a esta Mora que nos enseña con mucho amor, con mucha paciencia y con gran profesionalidad. ¡Yo llegué a estas clases para quedarme! ¡Muchas gracias, Amijai!

Sandra Kamien


El primer ciclo de este curso vio conformarse un grupo alegre y dedicado, agradecido por comenzar a explorar el territorio mágico de la lengua hebrea. Para muchos era una asignatura pendiente. Para todos, la oportunidad de explorar sin límites en el tiempo… desde el estudio de la Torá a las conversaciones presentes y futuras en Eretz Israel.
Entre los desafíos que presentó el 2020, continuar el estudio de hebreo quedará siempre en nuestra memoria. El Zoom, herramienta al mismo tiempo salvadora y hostil, la inestabilidad de las conexiones y la inevitable rotación de asistentes parecían conspirar contra el placer de aprender.
La morá Esther Minian, con su destreza y determinación inquebrantables enfrentó la digitalización de los contenidos, la comunicación a través de la pantalla y el alumnado heterogéneo sin retroceder un milímetro en sus objetivos pedagógicos. Objetivos que no se limitan a grafismos, gramática y vocabulario, sino que llevan como estandarte el amor por la cultura judía y los valores comunitarios.
Con la guía de Esther, el espíritu del grupo germinó. Es gracias a la generosidad y persistencia de los compañeros que todos tenemos elementos para disponer en las computadoras de teclado en hebreo, que nos llega actualizado un diccionario minucioso donde se registra cada avance, y son las preguntas inquietas y avanzadas las que nos muestran el rumbo, estirando los límites de nuestro conocimiento.
Cuando las puertas físicas de Amijai puedan volver a abrirse, este grupo de hebreo las atravesará más alegre, más inquieto, y sobre todo, muy agradecido a la Comunidad y a la Morá por mantener y hacer crecer este espacio.

Silvia Hers – Estudiante de nivel inicial


Estudiar hebreo en tiempos de pandemia
Aulas cerradas, docentes y estudiantes confinados en sus casas, el 2020 es sin dudas una año complejo para la educación. Es el año del famoso Zoom, modalidad que se sostiene, con tiempos planificados, formas de participación determinadas y un rol del docente, que es distinto al de la modalidad presencial.
La comunicación y la colaboración son fundamentales en esta nueva educación, docentes y estudiantes aprendimos a utilizar distintos dispositivos para conectarnos y seguir vinculándonos. Hemos sabido cumplir y es nuestra mora quien genera y organiza las experiencias para nuestro nuevo aprendizaje. Este nuevo canal alternativo nos permitió aproximarnos a ese vínculo afectivo y emocional que solíamos desarrollar en el aula, pero como toda cosa nueva también trajo los“¡se cortoooo!”, “no te escucho”,“silencien los micrófonos”.¡Y la frase de este año pandémico:“ ¡chicos, me veo obligada a silenciarlos a todos!”.
La experiencia es muy buena y enriquecedora. Por eso ¡muchas gracias, Mora Esther! Un placer estudiar hebreo con ella y un placer poder estudiar hebreo en Amijai. Tanto en forma presencial como virtual es muy gratificante sentirse parte de esta gran comunidad.

Fernando Rastelli – Estudiante de hebreo nivel inicial


¡Qué hermoso curso de Hebreo compartimos en 2019!
Llevábamos a nuestra casa, AMIJAI, tantas ilusiones junto a los cuadernos y lapiceras de colores que nos hacían sentir talmidim, otra vez. Cada uno traía sus propias expectativas, mejorar la memoria, el viaje soñado, hacer aliá.
Los talmidim nos fuimos convirtiendo en javerim y la Morá Esther fue maestra, contadora de historias y tradiciones de nuestro pueblo. Siempre dispuesta a darnos lo mejor.Nos despedimos dejando “reservado” el lugar para el 2020.
Pero no fue así….Mucho cambió. Llegó la pandemia. Nueva palabra en castellano y nueva vida para todos.
Amijai nos convocó una vez más, para construir, para nutrirnos, para acompañarnos, para enseñarnos a dar.Y tuvimos nuestro curso de Hebreo 2020.
Esther nos recibió con el mismo cariño, la misma responsabilidad, y el doble de trabajo.
Se interiorizó en plataformas virtuales, Zoom, Luaj virtual, rostros de alumnos que iban y venían, voces que aparecían y otras que desaparecían. Nosotros, los talmidím mayores con doble desafío. El uso de la tecnología fue crucial para no quedar afuera. Todo fue útil, computadora, tablet, teléfono. Y aquello que se presentaba tan difícil, tan complicado, se fue acomodando. Llegaron alumnos nuevos, se fueron poniendo al día.
Como todo en Amijai, se fue logrando. Tenemos más o menos internet, más o menos problemas, pero las ganas son siempre más.
Tenemos un chat increíble, que aporta diccionario actualizado, deberes, dudas, comentarios, saludos.
No nos vemos bien las caras, peleamos con internet, pero somos grupo. Hay un liderazgo indiscutible que nos reúne e incentiva. Sabemos que es éste el camino para ir adelante. No hay bidutque nos detenga.

Claudia Garfunkel – Estudiante de hebreo inicial

 

También te puede interesar

Beit Midrash

Por el SEM. MATI BOMSE

AMJ Lab

Por WALTER 'WALLY' LIEBHABER