Celebramos la consolidación de la Federación que representa a 36 hehilot del país


Por DANIEL SAPOZNICOFF

 

Como comunidad, formamos parte del Movimiento Masorti. En ese sentido, compartimos la carta de Daniel Sapoznicoff, Presidente de la Federación Masorti Argentina.

Rosh Hashaná marca el inicio del Año Nuevo Judío.
Es un tiempo de celebración, un tiempo de reflexión.

Desde Masorti en Argentina, queremos celebrar la creación y consolidación de nuestra Federación, que representa hoy a 36 Kehilot de Norte a Sur de nuestro país.

Un nuevo año siempre trae consigo nuevos desafíos. Deseamos que en este año que comienza, logremos impulsar la integración y sinergia entre todas nuestras Kehilot para lograr que la vida masortí se multiplique en cada rincón de la Argentina.

Rosh Hashaná es el nacimiento de nuevas oportunidades. Rosh Hashinui significa el comienzo del cambio. Que este año 5783, nos encuentre unidos y nos invite, desde nuestras identidades institucionales, a aportar lo mejor de cada uno para ser parte de un movimiento que nos represente en los valiosos propósitos de conformar una red de trabajo entre las comunidades Masortiot para mejorar la calidad institucional de cada una y contribuir a la prosperidad en el país, alcanzar la paz en Israel, acorde con los valores que nos permitan fortalecer nuestra vida judía y ser parte activa del Tikun Olam (mejoramiento del mundo).

Que este año donde nuevamente nuestras sinagogas están llenas de abuelos, padres e hijos unidos en tefilot, al escuchar el sonido del shofar, logremos despertar nuestra conciencia, sacudir la apatía y asumir acciones en pos de convertirnos en mejores seres humanos para que podamos habitar un mundo de Tefilá (plegaría), Teshuvá (el regreso a nuestra esencia), y Tzedaká (justicia social).

Daniel Sapoznicoff
Presidente Federación Masorti Argentina

También te puede interesar