Ulpán de Hebreo


Por MALKA TORGOVNICK Y ESTHER MINIAN

Comunicarte, entender, soñar y disfrutar el idioma de tus ancestros. ¿Estudiar hebreo es tu asignatura pendiente? ¿Te gustaría retomar y recordar lo que ya sabés? ¿Tenés programado un viaje a Israel? ¿Querés comunicarte con tus seres queridos? ¿Te interesa entender los textos del sidur?

Todos los cursos están orientados a introducirnos en Israel hoy: sociedad, noticias, canciones, arte. Tradiciones, fuentes judías y ciclo de vida.

NIVEL PRINCIPIANTES – MIÉRCOLES, 18.30 H.

NIVEL BÁSICO (alfabetizados) – JUEVES, 18.00 H
Orientado a quienes conocen el alfabeto hebreo y quieren mejorar estructuras básicas, lectura, escritura, vocabulario y desarrollar la expresión oral y la comprensión auditiva.

NIVEL INTERMEDIOS – JUEVES, 20.00 H
Destinado a alumnos que quieren ampliar y afianzar sus conocimientos del idioma. Adquirir habilidades lingüísticas básicas: lectura comprensiva, expresión oral y comprensión auditiva.

NIVEL AVANZADOS – MARTES, 19 H
Dirigido a alumnos que poseen un hebreo medianamente fluido y tienen como objetivo consolidar sus conocimientos del idioma, incorporar conceptos gramaticales, desarrollar habilidades de lectura comprensiva y expresión escrita. Con mayor énfasis en la conversación y comprensión auditiva.
Actividad desarrollada en convenio con la Organización Sionista Mundial

A cargo de las morot Malka Torgovnick y Esther Minian

El Ulpán es un proyecto mundial del Departamento de Idud Aliá de la Organización Sionista Mundial junto a Ofek Israelí.

Conocé más sobre la actividad aquí


 

Compartimos las palabras de la Lic. Malka Torgovnick

Me apasiona enseñar hebreo. En especial a quienes aprenden desde cero, Nivel Principiante, que es el grupo que trabaja conmigo este año en AMIJAI. La primera clase les digo a mis talmidim y talmidot que estén preparados, porque les va a cambiar la vida. Palabras que escucharon en algún lado o en muchos, letras que salen de viejos libros que hay en casa, canciones que traen los chicos del colegio, recuerdos de abuelos, de pronto comienzan de a poco a tomar sentido de puño y letra propios, y desde la propia voz.

El adulto que estudia tiene muchas ocupaciones y obligaciones. Y quienes realmente sienten la fuerte motivación, y logran sostenerla en el tiempo, sea con objetivo aliá, o como asignatura pendiente, logran resultados superadores para su propio asombro. Algunos necesitan nuevas explicaciones, otros ver varias veces las grabaciones de las clases, otros ya traen «algo», y se suben al tren de lo novedoso varias clases después. Pero todos, todos, salen del primer año de ulpán transformados, emocionados, enriquecidos, y con el sentimiento de haber aprovechado esa hora y media semanal para satisfacción personal.

Felicito con orgullo a todos mis alumnos, que este año podrán, como dijo Patri «leer el lado derecho del Mazjor».

¡Shaná Tová Umetuká!
Lic. Malka Torgovnick

 


Compartimos algunos testimonios de participantes

“El Ulpán de ivirt es una experiencia de aprendizaje muy enriquecedora, de la mano de una morá motivadora, que nos ayuda a aprender y nos guía con materiales super interesantes. Recorremos cada sonido y significado de esta lengua milenaria, la lengua de nuestro pueblo, cada clase con un nuevo desafío. Y además lo hacemos con un grupo de personas maravillosas que nos apoyamos mutuamente. En mi caso, una asignatura pendiente, y me siento muy feliz de poder realizarlo. ¡Gracias a todos lo que lo hacen posible!”.
Clara Misrahi, Ulpán Nivel Principiantes

“Y cuando pensaba que en pandemia ya había hecho de todo… En marzo una amiga recordó que le había dicho que “me gustaría estudiar hebreo…” Así fue como nos anotó (a las 2) y conocí el Ulpán. Para mí que jamás en la vida supe con anterioridad una sola letra en hebreo, es una experiencia movilizadora que me acercó todo un mundo nuevo de letras raras y expresiones muy diferentes a las de nuestro idioma. Y vos te preguntarás cómo? Fácil, por intermedio de Amijai, así te acercas al Ulpán y empezás a estudiar. Vos que siempre pensaste qué te gustaría, ahora tenés la oportunidad de aprender el idioma de tus ancestros. Gracias a la Morá Malka he podido expandir un poquito mis conocimientos y leer el lado derecho del Sidur, algo impensado hace unos meses. Me falta mucho todavía pero puedo asegurar que ya pude aprender muchas cosas. תודה רבה Malka por tu esfuerzo y תודה רבה Amijai por la oportunidad”.
Patricia Giordano, Ulpán Nivel Principiantes

“Me gusta estudiar hebreo en el Ulpan. Siento que me conecto con algo familiar y propio, y soy parte de la historia. Estimula mi curiosidad y me divierto. El grupo es muy bueno, y como si fuera poco … tenemos una morá (Malka) que tiene infinita paciencia y se divierte con lo que hace”.
Gabriela Kerdman, Ulpan Nivel Principiantes

PARTE DEL MILAGRO
Terminaba la Noche de Kipur, el Rabino toca el Shofar y dice: “Ba Shana HaBa BYrushalaim”. La familia se abraza, el hijo mira a su padre que está con lágrimas en sus ojos y le pregunta: “Qué significa Ba Shana ha ba BYrushalaim?”. El padre le responde: “El año que viene en Jerusalem”.
Esta historia la vivimos como hijos y después como padres. Pero esta historia se repitió durante 2000 años. En todo ese tiempo el Pueblo Judío rezaba todos los días mirando a Jerusalem y extrañando volver. En 1948 se produjo el milagro y volvió a existir un Estado Judío en la Tierra de Israel. Pero en ese mismo momento los ejércitos de cinco países árabes le declararon la guerra para destruirlo. Milagrosamente Israel ganó esa guerra. Diecinueve años después, el joven Estado nuevamente estaba amenazado por los ejércitos más poderosos de medio oriente, pero ocurrió otro milagro y en seis días, Israel no solo ganó la Guerra sino conquistó la ciudad vieja de Jerusalem y otra vez pudimos rezar en el Kotel.
“En Israel para ser realista debes creer en los milagros” dijo David Ben Gurión.
Pero muchos países ganaron guerras. El milagro más increíble del Estado de Israel es haber revivido una lengua que estuvo muerta por siglos y volverla a usar de manera cotidiana en Israel. Es como si un día se hubiera levantado alguien y hubiera dicho que los que hablaban español, francés, italiano y portugués tendrían que empezar a hablar en latín.
Es un milagro, pero hoy en Israel se habla hebreo. Se habla en las calles, se escucha en canciones, se inventan palabras nuevas y se enseña en las escuelas. Pasó de ser una lengua que sólo la conocían algunos y casi no se usaba a convertirse en lo que es hoy. También en Amijai estamos siendo parte de ese milagro. Estamos aprendiendo hebreo, antes de manera presencial y ahora por zoom. Nos agrupamos en niveles, desde principiantes que empezamos con el alef-bet, hasta los más avanzados que quieren perfeccionarse. Algunos lo estudian porque están pensando en irse a Israel y otros porque quieren aprender este hermoso idioma. El Rab Ale siempre dice que el que sabe hebreo me sigue y el que no me cree. No es lo mismo estudiar la Torá en hebreo que en español. Muchas enseñanzas y muchas palabras se entienden diferente en hebreo. No es lo mismo ni suena igual la palabra “Esperanza” que la palabra “Hatikva”. Así es cómo nos surgió a nosotros empezar a estudiar hebreo en Amijai. En nuestro caso, somos el grupo de nivel intermedio, con integrantes cómo Miltón -el más joven con solo 25 años- o Hilda -que a sus 93 años es la más entusiasta de la clase-. Aprendemos juntándonos todos los jueves con la morá Esther, mediante diálogos, textos y canciones. Y no tenemos duda de que podemos hablar cada vez mejor.En Amijai además de aprender Hebreo en comunidad, sentimos que estamos siendo parte del milagro. AM ISRAEL JAI. Ba Shana Haba BYrushalaim.
Fabian Holcman, Alumno de hebreo nivel intermedio

«Este verano fue un redescubrimiento del Ivrit con la convocatoria de la OSM con la Morá Esther. Allí, virtualmente, nos encontramos dos veces por semana en un curso intensivo que esperábamos (y creo hablar por muchos) con ansias.
Ya a comienzos de este año con grata alegría retomé este camino en el espacio provisto por AMIJAI que se convirtió en un nuevo encuentro semanal con un gran grupo fusión de aquel que ya venía trabajando el año pasado y otros integrantes que nos fuimos incorporando. Heterogéneo en cuanto a objetivos y edades. Reencontrarse con el idioma, poder estudiar las escrituras, prepararse para hacer aliá, poder hablar con sobrinos y nietos nacidos en Israel combinado con el empuje de personas mayores, ejemplo para todos. No tengo más que agradecer. Después de mucho tiempo estoy volviendo a aprender el idioma. Saludos y gracias”.
Gabriel Pecheny, alumno nivel intermedio

IVRI, DABER IVRIT
HEBREO, HABLA HEBREO
“A lo largo de su vida fue el lema de Eliezer Yitzhak Perelman, popularmente conocido como Eliezer Ben Yehuda, padre del hebreo moderno. Lo hablan más de ocho millones y medio de habitantes de Medinat Israel, pero es también un vehículo que une a las comunidades judías presentes en cerca de ochenta naciones del mundo entero. Es el hebreo la modalidad moderna de una lengua antigua con más de treinta siglos de historia. A través del grupo de nivel intermedio nos subimos a ese vehículo y nos sumamos. Por lo cual con intensidad y entusiasmo semanalmente participamos, estudiamos y aprendemos de las clases que nos da la Morá Esther Minian”.
Rubén Kwasniewski, alumno nivel intermedio

“Cada año al acercarse los Iamim Noraim, hacemos un racconto de todo lo que nos sucedió. Este año el Espacio de Hebreo nos encuentra aprendiendo nuestro idioma, rencontrándonos con palabras que nos resuenan en nuestra alma y que cada vez más las entendemos y las podemos aplicar. Ese aprendizaje recibido con mucho cariño y dentro de una comunidad, nos hace sentir felices y nos invita a apostar por más. Lejaim, Shana Tova y Gmar Jatima Tova”.
Daniela Lachster, alumna nivel básico

“Muchos años atrás mis morot en el shule me enseñaron, no solo la gramática del hebreo, sino a amarlo profundamente. Alguna vez leí sobre la importancia del lenguaje en la interacción social y la construcción de una realidad colectiva, y ningún fenómeno lingüístico se compara, en la modernidad, al resurgimiento y reimplantación del hebreo como idioma nacional de un pueblo y una nación. Eliezer Ben Yehuda (1858-1922) sostenía que el regreso a la patria histórica y el renacimiento de la lengua eran esenciales para la construcción de la nueva identidad judía moderna y murió un mes antes de que las autoridades del Mandato Británico en Palestina la reconocieran oficialmente como tal. Hoy el hebreo es una lengua viva y pujante, hablada por todo un país y por las comunidades de la diáspora. Que Amijai tenga un espacio para estudiarla es una obligación, una mitzva y un privilegio. Estudiar hebreo es una forma de volver a nuestras raíces y sentirnos parte de una comunidad. El grupo de estudio es como una gran familia, y los momentos de trabajo, una oportunidad de crecimiento y de dar sentido a muchas emociones. Gracias mora Esther, gracias Amijai”.
Gabriel Davidson, alumno nivel avanzado

“Este año, una vez más, disfrutamos de nuestro curso de hebreo. No importa bajo qué modalidad, Esther despliega toda su riqueza de recursos para ponerla a nuestra disposición. Y nosotros con muchísimas ganas, muchísimas ilusiones, participamos de nuestro rincón de aprendizaje y también de recreo. Somos muy afortunados de tener este shiur, un cielo despejado ante tantos nubarrones a los que nos enfrentamos. Todá”.
Claudia Garfunkel, alumna nivel básico

 


 

¡GRACIAS!

A los donantes, socios y nuevos Amigos de Amijai que se han comprometido con el desafío de seguir sosteniendo nuestra Neshamá a través de más de 50 Shabatot, festividades, actividades culturales; más de 500 espacios de estudio; y acompañar a lo largo de todo el Ciclo de Vida a todo aquél que lo desee y necesite; y con el Proyecto Amijai Online, que nos permitirá llegar a cada persona y a cada familia, con transmisiones de calidad, que permitan hacernos sentir cerca:

Abraham Mariana A.
Abraham y Lidia Cohen
Alfandari Barbara Damian
Alfie Marcelo
Arzt Marion
Babor Dora Norberto
Bachrach Silvina Laura
Bacino Eduardo
Banda Fijtman Graciela
Banda Jose Daniel
Bergman Marisa Leonel
Braver Mariano
Brener Victor
Brenner Gladys
Bresler Noemi Victor
Bronstein Berta
Brunfman Gabriela Jorge
Buch de Barischpolski Claudia
Burecovics Silvia Eduardo
Cassab Moises Luciano
Chaia León
Chaimowicz Daniela Bruno
Champagner Silvia Marcelo
Chanta de Lisiak Andrea
Cuevas Maria Fernanda
D´ Angelo Clara Gabriela
Daimar Developers
Dembo Norma
Dervich Roberto
Diamand Jaime
Dr. Kremer Héctor Mario
Dubinsky Sergio
Eliana Julian y Alan Fridman
Escandarani Silvana Dario
Fabrykant Claudia
Faena Alan
Faez Jonathan
Fainstein Marcelo Alberto
Familia Leiva – Guindi
Fiedotin Leandro
Friedberg Silvia Eduardo
Garber Micaela Claudio
Garber Silvia Natalio
Gewerc Gustavo
Glazman Cecilia Ricardo
Glazman Esmeralda Gustavo
Goldberg Marcelo
Goldenberg Sara
Goldstrom Lili y de Mizrahi Marcelo
Gotz Graciela
Gradel Martin
Grauss Lila
Groisman Mónica Mario
Groisman Teresa Marcelo
Grynwald Paula Luis
Guelman Alejandro Daniel
Guibert Laura Irene
Gurovich Liliana
Gutraicht Saul
Hachuel Perla
Hammerschlag Silvia
Hartig Claudio
Haydee Tag y Familia
Hekier Silvia Mario
Hers Elias y Blumkin Berta Z’L
Holcman Fabian
Hornstein Catalina Lea
Ikonicoff Sebastian
Imar Edith Alberto
Iusem Mariela Ariel
Janin Andres Moises
Janin de Kichic Norma
Kamelman Karen Evelyn
Kancepolsky Dina
Katz Marisol Dario
Katz Nora Eduardo
Kesel Cuculiansky Cynthia
Klahr Monica Ricardo
Kligman Sergio Alejandro
Kohen de Hendler Elke
Kohn Tamara
Koner Silvia Sergio
Kosoy Gabriela Judith
Kraicer Jaqueline
Kremer Hector Mario
Kriguer Silvia
Kupervaser Lidia
Kuzniecky Rina
Lach Ruth
Lecman Miguel
Lehrer Sheila David
Levacov Karina
Lisiak Andrea
Low Leon
Lubocki Alicia
LucienTeubal Miguel y Guitelman Jose Z’L
Lunic Myriam
Marcelo, Lucrecia y Familia
Marchant Mabel
Matalon Gaby Sergio
Mayo Andrea Gaby
Mayo Gabriel
Mazer Mariela Diego
Meischenguiser Valeria Diego
Melamud Silvia Ruben
Mellicovsky Ana Maria Roberto
Mellicovsky Roberto Luis
Michanie de Handelsman Alicia
Michanie Fortuna Liliana
Michel Gerardo Armando
Mindlin Karina Damian
Mindlin Mariana Marcelo
Mintzer Claudia Daniel
Miodosky Hernan
Mirchuk Adrian
Mochon Debora Daniel
Moises Ketty
Moises Melina Federico
Moises Nicole
Nahmias Diego
Niebieski Pedro
Oks Daniel
Orlansky Elisabeth Daniel
Pacanowski Ester Carlos
Parnes Edmundo y Gabriela
Pavlotzky Viviana
Perelman Ricardo
Pergierycht Alberto Rafael
Pinto Daniel
Pochinki Marisa Eduardo
Polakoff Diana
Racauchi Romina Julian
Rajschmir Monica
Reizner Silvia Nestor
Romano Valeria Federico
Rosenblat Pablo
Rozenszain Dario
Rubinska Ingrid Ramiro
Rudich Bruno
Sack Patricia Enrique
Saragovi Ricardo
Sarfati Patricia Noemi
Saul Eugenia
Schapira Silvina Ariel
Schottlaender Roberto
Schvarzstein Graciela Ariel
Schwartz Andrea Adrian
Schwartz Franca Hugo
Schwartz Maria Ana Sergio
Sedler de Rosenblatt Sandra
Sendak Karina S.
Silvia y Ernesto
Smith Carolina
Smolarz Aida
Solnicki Victor
Son Gabriela Guille
Sorstayn Darcyl Tomas
Spitzer Enrique
Szeinbaum Sara
Szkop Alicia Ines
Szteinberg Eva
Taiah Loli Guido
Tarrab Lilian Roly
Tetelboim Daniel
Teubal Silvina Esther
Torres Richard Flores
Trzcina Alberto
Tuchin Andrea Ruben
Valla Johanna Marcelo
Vazquez Luciano
Ventura Abeliuk Ivonne
Ventura Benjamin
Villanes de Kremer Susana
Wain Sara Elena
Wajnman Gaby Alejandro
Woloski Susy Cacho
Woloski Vanesa Matias
Yoarli Tapanes
Zeitune Ezra
Zuchowicki Regina Ale
Zusmanovicius Diego

Si todavía no te sumaste a la Campaña MINIAN, te invitamos a hacerlo apoyando nuestros proyectos.

Sumate a la Campaña MINIAN

También te puede interesar

Talmud Torá

Por la LIC. CAROLINA IKONICOFF

Carta del Presidente

Por el ARQ. DANIEL MOCHON

GYM Adultos Mayores

Por la PROF. MÓNICA FERRARI