Un nuevo año


Por el RABINO MAURICIO BALTER

Un nuevo año

Estamos finalizando un año y es el momento para realizar un Jeshvon Hanefesh, una introspección de lo vivido en Masorti Olami.

Masorti Olami es una de las tres organizaciones que nuclean a comunidades Masortiot alrededor del mundo.  En Israel están nucleadas 90 comunidades dentro de Masorti Israel y en Norteamérica 590 comunidades dentro de USCJ (United Synagogues for Conservative Judaism).

En Masorti Olami atendemos y apoyamos a las comunidades Masortiot en América Latina, Europa, África, Australia y Asia. Un total de 142 comunidades distribuidas en cada rincón del planeta.

En este último año se han afiliado nuevas comunidades como Costa Rica, Concepción en Chile, y otras en Argentina; hemos iniciado conversaciones con las comunidades de Malmo (Suecia), un nuevo minian Masorti en Cape Town (Sudáfrica), Taiwán, un nuevo minian Masorti en Viena y otras comunidades alrededor del mundo que comienzan sus primeros pasos para acercarse al movimiento Masorti.

EL judaísmo Masorti tiene 5 escuelas rabínicas alrededor del mundo (Seminario Rabínico Marshall Meyer en Bs As, JTS en Nueva York, Ziegler en Los Ángeles, Instituto Schechter en Israel y Frenkel en Berlín). Un movimiento juvenil llamado NOAM que junto con USY (en Norteamérica) y Camp Ramah componen una increíble red de actividades en el mundo juvenil con más de 400 lugares de encuentro alrededor del mundo.

Gracias a D’os nuestras organizaciones trabajan en forma organizada y con gran armonía alrededor del mundo.

Pensando en el año que termina, podemos decir que tuvimos que enfrentarnos con los coletazos de la pandemia alrededor del mundo, en cada lugar de forma muy diferente y es así como realizamos una campaña de ayuda para nuestras comunidades en Uganda (9 comunidades con más de 2.000 judíos) donde la pandemia mezclada con una ola de gripe impidió a la gente salir a trabajar los campos, lo que restringió los alimentos básicos. La situación de pobreza extrema en esas comunidades fue un golpe durísimo. Inmediatamente y, gracias al apoyo que recibimos de judíos Masortim alrededor del mundo, pudimos ayudar a sobrevivir a nuestros hermanos en Uganda.

En relación con la situación de nuestras comunidades en Ucrania, debemos dedicar un capítulo especial. Desde hace 12 años Masorti Olami junto con el Instituto Schechter invierten en el desarrollo y crecimiento del judaísmo en Ucrania. Es así, que tenemos allí un sheliaj (enviado), el rabino Reuben Stamov, que junto con su esposa Lena desarrollan Masorti Ucrania. Se ha logrado generar un trabajo con las comunidades en Kiev, Odessa, Chernovitzi, Járkov y Dnipro. Inmediatamente, con el inicio de la guerra, nos abocamos a la tarea de ayudar a nuestros hermanos y hermanas de Ucrania que requerían encontrar refugio en Israel. Un grupo de familias ha llegado a Israel y mantenemos con ellos un estrecho contacto y hacemos con ellos actividades periódicas. También ayudamos a otro grupo a llegar a Berlín (luego de salir a Rumania, de allí a Hungría y luego a Alemania). Masorti Alemania los recibió, adoptó y atiende. ¡En estos días el rabino Stamov está preparando los servicios de Iamim Noraim para abrir nuevamente la Comunidad de Kiev! Nuevamente gracias al increíble apoyo alrededor del mundo, nuestra campaña de emergencia nos permite ayudar y apoyar en este difícil momento a los refugiados de Ucrania.

Junto a estas emergencias, este año hemos realizado una serie de conferencias, dentro del contexto del año de Shmita, el año sabático bíblico para el descanso de la tierra y sus perspectivas sociales, psicológicas y espirituales todas traducidas al español y al francés, que se pueden ver en nuestro sitio  https://www.masortiolamishmita.org/

Con la apertura de los viajes hemos recibido muchas delegaciones que han visitado Israel, entre ellas una del consejo directivo de Masorti AmLat.

En América Latina realizamos un programa de formación de dirigentes de dos ciclos con la Universidad de UDESA, proyecto Janucá, De Mujer a mujer, MUSAR y Shituf – el sexto encuentro del movimiento Masorti en América Latina, este último en el mes de junio en Buenos Aires, nuevamente con modalidad presencial contando con más de 150 dirigentes de comunidades Masortiot de la región y de Estados Unidos e Israel. Junto al Seminario Rabínico Latinoamericano Marshall T. Meyer avanzamos en la preparación del nuevo Sidur (VaAni Tefilati). Hicimos también paseos virtuales y muchas otras actividades más.

El Movimiento Masorti es vibrante y cuenta con un increíble grupo de líderes voluntarios y profesionales alrededor del mundo; una regional en Masorti AmLat muy activa y comprometida, que son quienes vinculan a nuestras comunidades. De acuerdo con los demógrafos, alrededor de 2.000.000 de judios se identifican con nuestro movimiento: judaísmo tradicional en un mundo cambiante, basado en una Halaja dinámica, con una visión pluralista, igualitaria, inclusiva, tradicional y moderna.

Para el cierre, mi reconocimiento a la Comunidad AMIJAI y a su rabino Alejandro Avruj celebro con ustedes vuestro quehacer comunitario que es un ejemplo para nuestras comunidades alrededor del mundo.

En el piut Ajot Ketana que se recita en la noche Rosh Hashaná rezamos:

“תכלה שנה וקללותיה, תחל שנה וברכותיה”

“Que termine el año con sus maldiciones y comience el año con sus bendiciones”

Quiera D’os que este nuevo año nos encuentre más unidos trabajando por nuestro movimiento, por el pueblo judío y por la humanidad, construyendo un mundo mejor con más salud, sin pobreza, hambre ni guerras. Recordemos que los Iamim Noraim son en definitiva una invitación al tikun, a la reparación, y que todo empieza en cada uno de nosotros, si logramos cambiar un poco cada uno, ¡el mundo será, sin duda, mejor!

Shana Tova, Shnat briut, Shnat Shalom

Rabino Mauricio Balter
Director Ejecutivo de Masorti Olami y Mercaz Olami

También te puede interesar

Discursos de odio

Por JORGE KNOBLOVITS

Riku en Amijai

Por la PROF TAMARA TEMNIK

Juventud Amijai, tu lugar en el mundo

Por DENISE ALTERMAN Y OLIVIA BRAU

La música klezmer

Por LUIS MORGENSTERN KORENBLIT