Ser Voluntario


Por LAURA SLAFER Y WALTER LIEBHABER

 

Uno puede ser parte de una Comunidad por muchísimos motivos, pero cuando sos voluntario hay uno solo: voluntad. En estas líneas nos gustaría compartirles una sensación y reflexión que tenemos todas aquellas personas que vivimos y vibramos con esa voluntad en nuestro día a día.

Un voluntario es aquella persona que encontró que dentro de Amijai un espacio y un proyecto para poder canalizar en acciones concretas un deseo, amor y pasión por un otro. La voluntad es esa capacidad que tiene la última palabra sobre nuestras acciones, porque la inteligencia nos puede informar de nuestras posibilidades pero es la voluntad la que define qué hacemos y dejamos de hacer.

Sabemos que a la voluntad se la cultiva para que crezca, madure y se fortalezca, porque empieza siendo pequeña y se va transformando en algo más grande. Desde Amijai, creemosque la diferencia entre querer y desearradica en que lo deseado nada en el plano de lo emocional y afectivo, mientras que lo querido está en el plano de la voluntad.El filósofoKant nos enseña: “La buena voluntad no es buena por lo que efectúe o realice, no es buena por su adecuación para alcanzar algún fin que nos hayamos propuesto; es buena sólo por el querer, es decir, es buena en sí misma”. (Immanuel Kant, Fundamentación de la metafísica de las costumbres, Capítulo Primero)

Es difícil poner en palabras lo que sentimos cuando nos involucramos como voluntarios. Pero podemos confirmar que aquello que se materializa en acciones lleva a construir una comunidad diferente y una mejor sociedad.

Queremos agradecerles profundamente a todas las personas que hacen que esto sea posible. Hoy más que nunca ser voluntario es una acción necesaria y transformadora.
Nos llena el alma ser parte de este cambio junto a ustedes.

Laura “Lau” Slafer y Walter “Wally” Liebhaber


Ser voluntario es poner el alma en las manos. Por el otro y por nosotros.
Marina Degtiar


Somos uno con los demás

Por Giselle Avruj

Pienso en todo el camino recorrido este año, un año claramente tan distinto para todos. Un año que nos convocó a conectarnos con lo más profundo de nosotros mismos, a pensar y accionar por el otro. Un año que nos desafío al ejercicio de la empatía, a cuidarme, y cuidar a quien tengo al lado, sin competencias ni egos, todos iguales.

Siempre creo que toda crisis es una oportunidad. Una oportunidad de cambio, que desafía los límites de nuestra creatividad para lograr transformar el problema en una posibilidad.

A partir de la situación que estamos viviendo, decidí unirme al hermoso proyecto “ALIMENTANDO EL ALMA” con las ganas de aportar mi granito de arena en este momento tan difícil para tantos. Una ayuda más allá de lo monetario, una ayuda que implique manos, acción y amor. Empezamos queriendo ayudar al otro, pero desde el primer momento lo que se terminó transformando fue nuestro hogar. Es maravillosa la alegría de mis hijos cuando llega el lunes de preparado de viandas, esperando el momento de ayudarme a cocinar y dejar plasmado en sus dibujos todo el amor y la alegría con la que lo hacemos. Poder transmitir no solo desde el ejemplo y la acción, sino de la propia vivencia, sus manos puestas en acción por un otro.

Somos parte de un grupo enorme de ALMAS alimentando el ALMA, como dice esa hermosa canción, “TODOS SOMOS UNO CON LOS DEMÁS”.


Revisar, observar, resignificar

Por Natasha Glazman

Cada comienzo de año nos invita a poner en acción lo que llamo el “R.O.R”: revisar, observar, resignificar.

Sin dudas, este año que pasó, nos alojó de forma especial, sin dejarnos salida a la hora del reencuentro con uno mismo y de eso se trata “R.O.R”. Revisar-nos introspectivamente, en todas nuestras áreas, observar-nos nos invita a hacer un balance de aquello que encontramos y resignificar-nos, donde ponemos a prueba la creatividad en su máxima expresión.

Los cambios ocurren, y el que no se transforma en función de ellos, sin duda quedará en desventaja.

En mi caso, la solidaridad fue uno de los grandes protagonistas del año, donde las excusas de la falta de tiempo ya no tenían espacio, y poner manos a la obra era la mejor opción para poder resignificar-me y resignificar a otro. Creo, sin dudas, que la acción más pura es la mejor forma de transmitir valores, el mensaje es claro y seguro.

El futuro es incierto, pero nosotros como agentes de nuestras vidas estamos invitados a dar el primer paso para atravesar estos cambios, de la mejor manera posible.

Agradezco tener a mi alrededor, tanto familiar como comunitariamente, personas ricas en valores, que dedican su tiempo, activo más valioso del ser humano, a aquellos que más lo necesitan.


Sentirse parte de la Comunidad

Por Zulema Lichtensztejn

Me acerqué a Amijai en 2017. Hoy me siento parte de la Comunidad y muy acompañada.

Comencé asistiendo los sábados a la mañana a la mesa de la lectura de la Torá. Y poco a poco me fui sumando a las ceremonias de Shabat, a las clases con la lererque Ester, recuperando el idish de mi infancia, amasé jalá por primera vez en mi vida y también participé de las fiestas de Iamim Noraim.

Este año colaboré con el grupo»Contá Conmigo» y llegué al corazón de Amijai, las mujeres de Alma. Ellas me mostraron cómo con fervor,pasión,amor y belleza entregan su tiempo a tareas imprescindibles en estas circunstancias preparando cientos de viandas, gestionando valiosos talleres, alentándonos y estimulándonos con cálidos mensajes.Todo lo hacen posible.

Al mezclarme con esa energía,tengo la certeza de que evocaré esta pandemia con mi alma llena de gratitud por haberme sentido tan acompañada.

Recuerdo una reflexión del Rab Ale Avruj: «El hombre viene al mundo para hacer crecer su ALMA y elevarla al Cielo».

Gracias a TODAS y TODOS por hacerlo posible.


Teshuvá, Tefilá, Tzedaká

Por Yanina Charas

Formar parte del grupo de voluntarias de Alma me conectó una vez más con el voluntariado, el dar sin esperar nada a cambio y sentir ser parte de algo más grande. Lo que uno recibe es mucho más que lo que da.

Recuerdo el año pasado escuchando el “Unetané Tókef”… la teshuvá, la tefilá y la tzedaká nos ayudarían a atravesar lo que nos tocara en el año… Nunca imaginé que en Amijai iba a poder encontrar cómo desarrollar estas tres herramientas.

Lo hice participando de grupos estudios de Torá, de Tefilot y de proyectos solidarios de Alma.

Esta es la razón por la cual, cuando me pregunten cómo viví la cuarentena, me voy a sentir orgullosa de contestar que fui parte de la Comunidad Amijai, que me involucré en muchos de sus proyectos y que sentí la necesidad de dejar de ser espectador para pasar a ser actor.

Solo tengo palabras de agradecimiento por haberme permitido ser parte de esta hermosa comunidad. Gracias por el constante acompañamiento recibido, la inmensa cantidad de propuestas y sentir que, a pesar de la cuarentena, el tiempo no se detuvo y yo pude hacer algo con él.

Gracias, Amijai, por darme la oportunidad de seguir creciendo, aprendiendo, redescubriéndome e intentando ser mi mejor versión todos los días.

Deseo que el año que viene nos encuentre juntos tanto en lo espiritual como en lo presencial, que podamos enlazarnos en un fuerte abrazo, que esta nueva modalidad de encuentros virtuales permanezca ya que hay muchas personas que a pesar de la distancia están presentes. Y así, de esta forma, entre todos, los de acá… los de allá sigamos conectándonos con la poderosa energía que juntos generamos.

El judaísmo es una vida de amor y amor a la vida.
Shaná Tová y Gmar Jatimá Tová!


 

Gracias a todos y cada uno de los voluntarios

Ana María Mandeola
Beatriz Issaharoff
Blanca Saroka
Cecilia Grunbaum
Claudia Gmiter
Delia Cullaciati
Eliana Aranovich
Esther Faerman
Eva Klein
Graciela Mazzuchi
Graciela Pastorino
Jorgelina Bertoni
Lidia Kupervaser
Marianilda Kupervaser
Marta Beatriz Diaz
Sarita Dujovne
Silvia Hers
Susana Berinstein
Susana Igel
Adrian Duer
Alberto Pecznik
Alejandra Jamilis
Alejandro Wajnman
Alicia Shor
Alicia Díaz
Alina Rotman
Ana Gorodisch
Ana Benchetrit
Ana María Mandeola
Ana María Kalomyky
Analia Edelcop
Andrea Solari
Andrea Kravek
Andrea Herman Lutzky
Andrés Levi
Any Mellicovsky
Ari Alster
Beatriz Soria
Beatriz Bernath
Betty Soria
Blanca Saroka
Brenda Sabbagh
Bruno Giel
Carola Kenigsman
Carola Cohen
Carolina Ikonicoff
Carolina Zang
Carolina Sassoon
Carolina Fridman
Cecilia Grunbaum
Clara Glucksman
Clara D’Angelo
Clara Silvia Leuzkar
Claudia Zaid
Claudia Cassab
Claudia Pholy
Claudia Gmiter
Claudia Goldman
Claudia Lubelsky
Claudia Levi Hara
Claudia Garfunkel
Claudia Herschcovich
Claudio Lachman
Claudio Margules
Daiana Epelbaum
Daiana Salomon
Dalia Jaimovich
Daniel Holcman
Daniel Mochon
Daniela Lachster
Daniela Di Segni
Debora Goldfarb
Debora Mirsky
Denise Pinto
Denise Bromiker
Diana Scolnik
Diana Scolnik
Diana Meller
Diana Scharovsky
Diego Coviella
Diego Sassoon
Dilber Solowciczyk
Efraín Pessoa
Elena Gradel
Elena Escandarani
Eliana Aranovich
Elías Shalom
Elisa Pulver
Elizabeth Gelerstein
Elke Kohen
Elsa Scopazzo
Erica Charas
Ernesto Canan
Esmeralda Azulay
Estela Neumann
Ester Saleem
Eugenio Silberman
Eva Klein
Fabian Holcman
Fabiana Zlotnik
Fanny Eiberman
Favio Kogan
Feiguele Sendler
Fernanda Zuckerberg
Fernando Kiguel
Fernando Wainberg
Florencia De la Torre
Florencia Mirochnik
Gabriela Wajnman
Gabriela Kosoy
Gabriela Szwec
Gabriela Sasson
Gabriela Roitberg
Gabriela Mizrahi
Gabriela Salmun
Gaby Matalón
Gisela Sztainberg Klein
Gisela López Moreno
Gisela Heuse
Gisela Cymberknoh
Giselle Avruj
Graciela Preguerman
Graciela Zuik
Gustavo Glazman
Haydee Tag
Hector Iusem
Ilan Elsztain
Irene Lach
Irene Son
Irma Ferszt
Javier Hendler
Jennifer Mahfoda
Jessica Grinstein
Jonatan Szarfsztejn
Juana Moregman
Judith Chocolat
Judith Cohen
Julieta Sassoon
Julieta Husni
Julieta Urfei
Karina Freiberg
Karina Levy
Laura Becker
Laura Vugman
Laura Abadi
Laura Adler
Laura Silberman
Lidia Inler
Lidia Iko
Lidia Grichener
Liliana Alfandari
Liliana Fuks
Liliana Gurman
Liliana Goldstrom de Mizrahi
Litty Escandarani
Loli Espadero
Lorena Berman
Lucas Ploit
Lucrecia Fontana
Magali Aisinscharf
Marcela Groisman
Marcelo Fainstein
María Alejandra Fossa
Maria Ester Fleschler
María Eugenia Iglesias
Maria Fernanda Cueva
María José Icardi
Mariana Nudman Ant
Mariana Parma
Mariel Schvartzer
Mariela Glasser
Marina Avruj
Mario Rabinovich
Mario Hekier
Mario Woloski
Marisa Vaena
Marisa Cohen
Marisa Santiago
Marta Beto León
Marta Díaz
Martin Sucari
Micaela Cynowicz
Miguel Gurfinkiel
Miriam Lunic
Miriam Rosenberg
Miriam Becker
Miriam Gelerstein
Miriam Becker
Monica Panccio
Monica Mandelman Klahr
Monica Volcovinsky
Monica Cullucar
Myriam Groismaj
Nahiara Pieniazek
Natalí Ini
Natalia Melul
Natalia Zaiat
Natalia Klajner
Natasha Glazman
Nicole Waingarten
Nicole Haber
Noemí Cohn
Nora Hartig
Norberto Woslavsky
Olga Zaslaski
Pablo Grinstein
Paola Camsen
Patricia Waingarten
Patricia Alfie
Patricia Katz
Patricia Yakubson
Patrícia Chomer
Perla Lirman
Perla Turkienicz
Perla Milberg
Poli Cazap
Raquel Jacobawsky
Ricardo Klahr
Ricardo Saban
Rita Besser
Rodrigo Reynoso
Rosa Chagel
Rossana Cassab
Roxana Zusmanovsky
Rubén Cohen
Ruth Moncarz
Ruth Szuterman
Sandra Bohach
Sara Cohen
Sarina Vitas
Sarina Vitas
Sergio Cantarovici
Sharon Arditi
Silvana Rogowicz
Silvia Dvoskin
Silvia Bacino
Silvia Burecovics
Silvia Filosof
Silvia Carbone Orlandini
Silvia Dorfman
Silvia Sultan
Sílvia Hammerschlag
Silvia Gruz
Silvina Schuster
Sofia Levi
Sol Epelbaum
Sol Dabbah
Sonia Spiner
Susana Fainman
Susana Ballerini
Susana Berinstein
Susana Igel
Teresa Rempel
Valeria Uberman
Valeria Tobal
Valu Antonelli
Verónica Selem
Vicky Laham de Gelersztein
Victor Bresler
Viviana Dabul
Viviana Chaio
Viviana Hojsman
Viviana Volpati
Viviana Kluger
Voluntarias y Voluntarios de AMJ Lab
Yanina Charas
Yanina Roitman
Zulema Lichtenztejn

También te puede interesar

Editorial

Por LAURA SILBERMAN SWISZCZ

Reconocer, valorar y agradecer

Por ADRIÁN MIRCHUK

La Teshuvá del West

Por TOMÁS DANA

Talmud Torá

Por la LIC. CAROLINA IKONICOFF